SR. ALCALDE: «LA VIDA EN EL PARQUE DE LOS PRÍNCIPES ESTÁ SIENDO DESTRUIDA CON LA TALA DE ÁRBOLES Y EL VACIADO PERIÓDICO DE SU ESTANQUE»

SR. ALCALDE: «LA VIDA EN EL PARQUE DE LOS PRÍNCIPES ESTÁ SIENDO DESTRUIDA CON LA TALA DE ÁRBOLES Y EL VACIADO PERIÓDICO DE SU ESTANQUE»

SR. ALCALDE: «LA VIDA EN EL PARQUE DE LOS PRÍNCIPES ESTÁ SIENDO DESTRUIDA CON LA TALA DE ÁRBOLES Y EL VACIADO PERIÓDICO DE SU ESTANQUE»

 

Sr. Juan Espadas:

Los parques y jardines de una gran ciudad como Sevilla merecen una atención muy especial, sobre todo porque se trata de ecosistemas artificiales muy vulnerables, creados principalmente para nuestro disfrute y bienestar. Diría yo que las zonas verdes de cualquier ciudad, posiblemente sean los lugares más importantes a tener en cuenta, debido la gran diversidad de vida que en ellos podemos encontrar y por su enorme influencia en la salud de las personas. Por tanto, su cuidado y conservación siempre debería recaer en manos de expertos vinculados al servicio público.

Toda ciudad que se precie, mientras más zonas verdes tenga, mayor calidad de vida conseguirá para sus habitantes. La salud de las personas, y la de los animales domésticos y silvestres que convivan en una misma ciudad, está directamente relacionada con la cantidad de árboles y vegetación que ésta posea. Por tanto, ampliar y cuidar adecuadamente las zonas verdes de Sevilla debería ser siempre una de sus mayores prioridades, Sr Alcalde. Tales espacios naturales siempre necesitarán de una atención profesional especializada, preferentemente ejercida por empleados públicos cualificados.

La arboleda, la flora y la fauna de los grandes parques y jardines de Sevilla, me consta que han sufrido importantes retrocesos en cuanto al mantenimiento y cuidado en los últimos años. Y en especial, me voy a centrar en señalarle, que la gran variedad de vida que bulle en los estanques del Parque de María Luisa y del Parque de los Príncipes, está siendo masacrada cada vez que estos se vacían.

Circunstancialmente, el pasado 23 de marzo, mientras paseaba por el Parque de María Luisa con mi familia, pude observar que el estanque de la Isleta de los Patos estaba totalmente seco, sin nada de agua, con varios patos y cisnes por allí deambulando sobre el suelo de cemento. Al parecer, el vaciado periódico del estanque para su limpieza y mantenimiento, supone unas dos semanas de trabajo, con consecuencias muy graves para la vida de sus animales.

Unas semanas más tarde, y ante la inminencia del próximo vaciado programado del estanque del Parque de los Príncipes, tuve la oportunidad de entrevistarme en varias ocasiones con algunos miembros de la Asociación de Vecinos de los Remedios y más concretamente con dos de sus representantes que forman parte de la Plataforma Pro-Defensa del Parque de los Príncipes.

Por tal motivo, una tarde que allí me desplacé, pude presenciar directamente la amplia variedad de especies y la gran cantidad de animales que allí viven: miles y miles de peces muy pequeños, conocidos como peces mosquito, decenas o cientos de peces de mayor tamaño, tortugas, anfibios, una pareja de martinetes, varias familias de patos con sus patitos e, incluso, este año está presente la focha zampullín, una especie protegida.

Pues bien, señor Alcalde, le traslado todo lo que sé, y que usted también debería saber, acerca del mantenimiento del Parque de los Príncipes y, especialmente, sobre la masacre que se produce cada vez que el estanque es vaciado. Masacre que intuyo también se debe producir, del mismo modo, en el resto de estanques de los otros parques y jardines de nuestra ciudad.

Durante uno de los mandatos de su antecesor, Alfredo Sánchez Monteseirín, se le confiscó a la Barriada de los Remedios 11.000 metros cuadrados de zonas verdes del Parque de los Príncipes, para convertirlas en depósito municipal de vehículos con el consiguiente deterioro medioambiental que esto produjo. Desde entonces, la Asociación de Vecinos ha venido solicitando y reiterando, sin éxito, la devolución de dichas zonas para que se reintegren de nuevo al Parque.

Según la Plataforma Pro Defensa del Parque de los Príncipes:

Estos 11.000 metros cuadrados, confiscados por el Ayuntamiento, se alquilan a terceras empresas previo contrato.

En los últimos años, el Parque de los Príncipes ha sufrido la pérdida de unos 200 árboles, de los cuales, más de 70 han sido talados en el último año. Su masa arbórea ha decrecido enormemente y las sombras naturales, tan necesarias en verano, escasean en comparación a las que existían hace más de una década.

En cuanto al mantenimiento del parque y del estanque, suele llevarse a cabo por personal de empresas subcontratadas, como por ejemplo las tareas principales de poda y tala de árboles, así como el vaciado anual del estanque que siempre se realiza por la misma empresa privada.

La mayoría de las veces, los vaciados para la limpieza se venían realizando en primavera, concretamente durante la semana de feria, en plena época de cría, con lo que la muerte de los pequeños patos, y de las crías de los otros animales, estaba garantizada.

El procedimiento de vaciado es siempre el mismo: aproximadamente en tres días se extrae toda el agua por succión a través de tuberías que desembocan en grandes contenedores, donde van a parar buena parte de los pequeños animales acuáticos. El resto quedará atrapado en el lodo residual del fondo del estanque, y los más grandes, como las tortugas, son expulsadas a los jardines donde se pierden y, en muchos casos, las que sobreviven no aparecen hasta semanas o meses después.

El proceso de limpieza del estanque dura aproximadamente una semana y, su posterior llenado, de tres a cinco días más. Total, unas dos semanas, en las que los pocos animales que sobreviven sufren un gran estrés. Incluso, recién llenado el estanque, varios vecinos han comprobado muy sorprendidos como algunos patos se dejan morir bajo la fuente, al parecer debido al elevado estrés que han sufrido. Esto Sr. Alcalde no debería ocurrir.

 

Al parecer, la gran mayoría de los peces que se quedan en los contenedores durante más de una semana, generalmente expuestos al sol, sencillamente mueren o desaparecen. Algunos vecinos de los Remedios, que desde hace años vigilan el proceso del vaciado y llenado, aseguran que los peces que se devuelven al estanque no son los mismos que los que se sacaron. Seguramente son comprados o adquiridos a bajo coste por la empresa responsable, para dar la impresión de que han hecho una buena labor de conservación y devolución.

Por otro lado, la alimentación de los animales no se lleva a cabo por el personal encargado del cuidado y mantenimiento del parque, sino por los propios vecinos. Desde la Plataforma Pro Defensa del Parque de los Príncipes he podido saber que la comida que se almacena para tales efectos termina echándose a perder. La dejación de esta responsabilidad municipal ha provocado que algunos vecinos muy comprometidos compren la comida más adecuada para alimentar diariamente a estos animales.

En cuanto a la reciente puesta en marcha del proceso de ingeniería llamado “naturalización”, para tratar de no vaciar el estanque o, al menos, retrasar su vaciado el máximo tiempo posible, ha fracasado en su primer intento. Este interesante método de ingeniería ambiental, que trata de replicar los procesos físico-químicos y de interacción de microorganismos propios de un ecosistema natural, hay que seguir intentándolo hasta que por fin se consiga.

Pero antes de intentar de nuevo la naturalización del estanque, se debería acometer la limpieza y mejora del pozo para que lo abastezca de agua limpia, entre otras mejoras técnicas necesarias.

Afortunadamente, este año el Ayuntamiento ha decidido aplazar el vaciado del estanque para el próximo otoño, gracias a la presión ejercida por algunas asociaciones animalistas y ecologistas, por el sindicato CGT y por algunos partidos políticos como Izquierda Unida, Participa Sevilla, Equo y PACMA, pero sobre todo se ha logrado aplazar el vaciado del estanque gracias al enorme compromiso y responsabilidad que han demostrado y demuestran muchos vecinos de los Remedios.

Resumiendo, Sr. Alcalde, las mejoras que merece el vecindario de los Remedios y la Ciudad de Sevilla respecto a este emblemático parque son las siguientes:

  • Devolución a los ciudadanos de los 11.000 m2 confiscados.
  • Repoblación de todos los árboles talados, más los que sean necesarios, hasta conseguir mayores zonas de sombra y para permitir una mayor avifauna.
  • Cubrir las más de 70 plazas vacantes que tiene el Servicio de Parques y Jardines más las 15 plazas del Centro Municipal Zoosanitario con trabajadores cualificados, para que desaparezca la gestión privada en el mantenimiento de los Parques y Jardines, así como sobre la vida animal que éstos albergan.
  • Si no existiera, establecer un protocolo de vaciado del estanque y cumplirlo bajo supervisión, así como el de la alimentación de los animales.
  • Invertir todo lo necesario en las mejoras del estanque, como proyecto piloto, hasta conseguir que éste se estabilice como ecosistema autosostenible, gracias al procedimiento de Naturalización. De este modo, podría llegarse incluso a la no necesidad de vaciado de éste y del resto de estanques con vida animal.

Por último, Sr. Espadas, como máximo responsable del bienestar y de la calidad de vida, para todos los seres vivos, en la ciudad que usted regenta, le recuerdo que los ciudadanos de Sevilla también somos seres biológicos y, por tal motivo, también necesitamos de amplios y saludables espacios verdes llenos de vida. Por tanto, si es usted reelegido en las próximas elecciones, le propongo que dedique un área municipal exclusivo para el Medio Ambiente.

Existe una urgente necesidad de repoblar Sevilla con muchos más árboles, de mejorar y ampliar sus zonas verdes, de crear nuevos espacios peatonales con más vegetación y, por supuesto, de cuidar y acoger como se merecen a todos los seres vivos que componen nuestra fauna urbana. Asimismo, hay que vigilar hasta conseguir un trato digno hacia todos los animales de compañía, principalmente, hacia los maltratados y abandonados que llegan al Centro Municipal Zoosanitario.

 

 

 

 

 

 

 

No comments.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *